Todo está en las curvas. 
Elegancia, ternura, heroísmo, gracia.. el dibujo cartoon tiene
su propio código de comprensión que tiene su base en el sentir, no el pensar..
si se explica, entonces ya no sirve.