Bien, bien, seguimos en la gustada sección de diseño de personajes.
esta vez le toca el turno a Xpandexchic, un prototipo de heroína al
puro estilo de traje  ajustado, justo como
las mujeres de x-men, pero en cartoon.  
 
 
Lo versátil del cartooning, es que puedes mantener el sentimiento,
la actitud de un carácter realista, en este caso sensualidad y heroísmo,
pero con la actuación de un cartoon, que  radica en la sobreactuación,
exageración, de diversas emociones.
 
 
 Por otro lado, el cartooning es bastante libre: si logras deshacerte
de la rigidez mental, entonces viene la verdadera magia: los trazos
se vuelven frescos, naturales, justo como cuando un actor entra en su personaje,
y se olvida si hay público o no, esta improvisación, dentro
de un cánon profesional, crea un trabajo impecable.
 
 
Dentro del mismo cartooning hay tipos de trazos, que al combinarse
armónicamente, crean distintos estilos.  Creo que un estilo nace de
una armonización mediante la combinación de figuras geométricas. 
Siempre se debe partir de lo simple.
 
 
En este personaje, la cabeza parece salida de las Bratz, pero evitaba
que se viera tiesa, como la hacen las mencionadas.  Por eso
conceptos como la línea de acción permiten crear
 sensación de movimiento, vida, acción, dinamismo.
 
Yo digo que el cartooning debe sentirse, no pensarse.
 
Aquí el mismo personaje, pero en diseño semi-real:
 
 
Está linda, jejeje.
 
Estas coordenadas se localizan en el sentimiento, no en el
pensamiento.  Este es el punto de partida.